Quinto Penalti #7: Vicente

vicente valcarce

No se puede dudar de que Vicente Valcarce Cano (Arrecife, Las Palmas, 1974) es historia viva del Málaga Club de Fútbol. Su papel protagonista en el crecimiento del club blanquiazul y su consolidación en Primera División lo han convertido en uno de los hombres que más veces ha defendido la elástica malacitana y uno de los nombres perpetuados en las gradas de La Rosaleda.

Desde 1998, el nombre de este lateral izquierdo está ligado a la disciplina costasoleña, aunque es necesario matizar este dato. El pasado mes de mayo, el club anunció la salida de su organigrama de Valcarce, cuyo cargo en aquel momento era el de futuro responsable de la Academia, un ambicioso proyecto deportivo a largo plazo ideado por el equipo que lidera el jeque Abdullah bin Nasser Al Thani, propietario del Málaga.

No es ningún secreto que la reciente salida de Vicente Valcarce del club está relacionada con las desavenencias del exfutbolista con los actuales gestores del plano organizativo de la disciplina malagueña. Pasados unos meses desde este despido, Valcarce analiza desde su óptica crítica el panorama del Málaga y sus proyectos de futuro.

Echando un vistazo a los acontecimientos recientes, estos se resumen en que usted pasó de delegado del equipo a coordinador de un proyecto de Academia del club que se pondría en marcha en el futuro. ¿Qué sucedió para que de repente fuese despedido?

Concluida mi etapa como jugador, pasé a realizar las funciones de delegado de equipo a lo largo de los siguientes seis años. Durante ese tiempo, he visto el fútbol desde otra perspectiva, pero sobre todo he tenido la oportunidad de conocerlo desde su realidad interior, desde las entrañas.

Como jugador, vives en una especie de burbuja en donde poco te interesa, salvo tu rendimiento puramente deportivo. No obstante, es verdad que el haber desarrollado prácticamente toda una carrera deportiva en el mismo club, como es mi caso en el Málaga, te crea un vínculo emocional importante donde por ti solo antepones los intereses del club antes que los de uno mismo. La lealtad, la honradez y la fidelidad a un club irán contigo para siempre, y lo que no entiendo ni nunca entenderé es que esos valores, además de otros fundamentales, no vengan de serie en todas las personas.

“La lealtad, la honradez y fidelidad al club irán conmigo para siempre”

Cuando dejas de ser jugador también empiezas a ser consciente de la cruda y triste realidad, que en el caso concreto del Málaga en esta última etapa, no es otra que la búsqueda del beneficio propio por encima del colectivo o de la propia empresa, y además bajo un cortoplacismo dominante. Yo me considero una ‘víctima’ de este comportamiento de dudosa moralidad por parte de unos directivos que en esta última etapa llegaron a este club con la mirada puesta en la consecución de unos objetivos personales, olvidando por completo el futuro y la sostenibilidad del club.

¿Podía pasar usted como un peligro para la consolidación de estos nuevos gestores?

No es que conmigo como delegado no fuesen a conseguir sus incentivos, pero probablemente el camino a sus deshonestas ambiciones no habría sido tan limpio y llano. Necesitaban personas que mirasen para otro lado, y lo digo en voz alta y muy claro. En este club jamás miraré para otro lado que no sea el limpio y transparente; que me hayan despedido no es otra cosa que justamente esto, no haber sabido oír, ver y callar, por lo que me siento tremendamente orgulloso de que haber sido fiel a mi esencia y a mis valores y principios me haya costado mi puesto de trabajo en el club de mi vida.

Después de cesarme como delegado, y para camuflar los motivos y que no pareciese aquello un caso de mobbing, se inventaron eso de coordinador del proyecto de la Academia. Y pasaron dos años más así hasta que me despidieron definitivamente el pasado mes de mayo.

También debo decir que tengo una tranquilidad absoluta. Lo primero es sentirse bien con uno mismo y después quedarse quieto y esperar tiempos mejores.

¿Por qué se opone a la gestión del jeque? ¿Se mostró siempre desfavorable, fue algo progresivo o se debió a un hecho concreto?

Estas personas las puso el jeque para que le gestionaran el club, por lo que ya respondo a esta pregunta. Es obvio que me sintiese contrario a su gestión, que no fue tanto a la propia gestión, porque entre otras cosas yo no estoy capacitado para valorar cualquier gestión empresarial; fue más a las formas y a la falta de valores de quienes gobernaban en este tiempo, a sus carencias de principios y de sensibilidad para identificar un bien común.

“El Málaga tiene un problema de identidad que solo puede conseguirse con el factor humano”

El gran problema del Málaga es una total falta de identidad y de valores que solo podría conseguirse con el factor humano. Somos las personas las que para bien o para mal hacemos de este mundo algo enriquecedor y bonito, o por el contrario seguimos destruyendo y sacando lo peor; cada uno es responsable del camino a escoger. El jeque ha fallado justamente en eso, en el factor humano: no ha sabido dar con las personas para darle al club la identidad que merece. Y las hay, porque las personas honradas y buenas ganan por mayoría en este mundo.

El Málaga pasó de ser el equipo de los Isco y Cazorla a buscar un mercado más austero, pese a los buenos resultados en Champions en aquella temporada 2012/13. ¿A qué se debió ese cambio de rumbo?

Yo la cuestión casi que la plantearía un tanto al revés. El Málaga paso de la austeridad y de un control exquisito del gasto a fichajes como los de Isco y Cazorla, entre otros tantos de grandísima calidad y caché. Y ahí es cuando se empieza a perder la cordura y la perspectiva. No digo que el Málaga no mereciese tener a estos jugadores ni que no mereciese jugar la Champions, lo que digo es que la transición y la ascensión a la cumbre debió ser más natural y escalonada.

“La ascensión del Málaga a la cumbre debió ser más escalonada”

Por supuesto, que nos quiten lo bailado con el año de Champions de Pellegrini y su plantilla, pero sinceramente creo que si el jeque hubiese llegado desde el primer día con un proyecto ambicioso a largo plazo, con sensatez y paciencia, el Málaga habría disfrutado de la Champions quizás en el 2020 o antes, no lo sé, pero seguramente lo habría podido hacer cada temporada. Podría haber aspirado a unos años de éxitos deportivos como recompensa a todo eso que se debió empezar a sembrar cuando el jeque llegó en 2010, y estar en el camino de consolidarse entre los mejores clubs de España y de Europa, donde difícilmente se habría bajado de ese tren, tal y como está la Liga española, donde sin contar los dos o tres grandes clubs, los demás son todos de una misma liga más igualada.

Al-Thani fue el primero de los multimillonarios extranjeros que llegó a la Liga española. Le siguió Peter Lim el año pasado, y este verano otros dos clubs de Primera, el Espanyol y el Granada, han pasado a manos chinas. ¿Está a favor de este cambio de panorama en nuestro fútbol?

Soy más partidario de los recursos propios y de las personas del entorno y de la cuidad. Ya he dicho que creo que hay muchas más personas con intenciones sanas y con valores, pero además también creo que muchas de ellas son excelentes profesionales y con grandes éxitos en el mundo empresarial.

Mucha gente opina que el fútbol es un mundo muy particular y distinto pero yo no lo creo. Tan solo hay un área fundamental, que es la deportiva, donde sí es muy importante contar con personas del fútbol y con experiencia, pero el resto es una empresa como otra cualquiera. Me hubiese gustado ver, y no pierdo la esperanza, a un Málaga dirigido por un malagueño comprometido, fiel y honrado. Pero ni mucho menos esto que digo excluye a cualquier persona de cualquier raza o país que igualmente se comprometa. Pero eso sí, insisto, que se comprometa sana y honradamente, que parece ser que es ahí donde cambia el cuento.

¿Por qué se han consolidado en la élite europea los millones del Chelsea o el PSG y no los del Málaga?

Todo esto responde a esta pregunta. El jeque tuvo la oportunidad de hacer de este club algo más grande, pero ser más grande no significa solo jugar la Champions. Para hacerse más grande y más mayor en la vida hay que pasar una infancia, una adolescencia y una madurez, ¿no? Pues en el fútbol casi lo mismo: el Málaga sería más grande si hubiese gastado menos dinero en fichajes y lo hubiese invertido en su lugar en la construcción de la ansiada ciudad deportiva tan pronto como hubiese podido, por ejemplo. Y a partir de ahí se podría haber sembrado más en valores y en personas.

“Las personas cercanas al jeque Al Thani están llevando al club en la dirección equivocada. Por ahora parece que todo va bien porque lo sostiene la buena situación deportiva”

La suma de todo eso es un club a la altura de los grandes, porque lo demás es inversión en jugadores y trabajo de cantera. Hoy en día, afortunadamente, los clubs ingresan grandes cantidades de dinero en la máxima categoría del fútbol, y eso te permite ser competitivo para tratar de tener una gran plantilla. El dinero compra jugadores pero no personas. Para que el Málaga empiece a ser grande, necesita de un capital humano de mucha calidad, que lo tiene en todos sus empleados, pero algunas personas cercanas al jeque están llevando al club en la dirección equivocada. Esto no solo lo digo yo, lo sabe todo el mundo, pero claro, mientras que lo deportivo vaya bien no saltan las alarmas ni nadie dice nada. Y eso es una pena.

¿Qué ha pasado con ese proyecto de Academia del que se iba a responsabilizar?

La ciudad deportiva es un proyecto real y que está listo para que el club termine de regularizar y poner en regla su Fundación. Porque debe ser un proyecto ligado a nuestra Fundación. La pelota está encima del tejado del club, porque las demás instituciones a nivel autonómico y municipal ya han hecho bastante, hasta diría que más de lo que nadie esperaba, El Ayuntamiento de Málaga se ha volcado y comprometido con este proyecto como nadie, y no creo que el club haya respondido como se merece.

Sin embargo, el trabajo del Málaga con la cantera es notable. Juanmi, Darder, los ‘Samus’, Juanpi, Fornals… son algunos de los jugadores que han salido de vuestra cantera. ¿Cree que es una de las mejores de España?

El trabajo de cantera desde la llegada de Manel Casanova ha sido excepcional, y los hechos lo demuestran con la madurez y la explosión de estos jóvenes jugadores. En lo deportivo, todo ha ido muy bien, entre otras cosas porque han llegado jugadores de la cantera a la primera plantilla, y además esta se ha mantenido en la máxima categoría. Por eso digo que en el Málaga todo parece que va bien: lo sostiene lo deportivo.

¿Qué expectativas le ve al Málaga en la temporada que acaba de comenzar?

Hoy por hoy, creo que cuenta con una de las mejores plantillas de los últimos años, aunque eso no garantiza nada en el fútbol. La unión del grupo y el trabajo en equipo, el compromiso de todos los jugadores y la capacidad del entrenador para sacar el máximo de cada uno de ellos determinará el futuro. Calidad tienen todos, jugadores y entrenador, para luchar por algún objetivo ambicioso.

“El dinero compra jugadores, pero no personas”

¿Y respecto a su futuro a largo plazo con Al Thani?

No creo que ahora exista alguna opción de pensar en el futuro del club a largo plazo. A corto plazo lo seguirá marcando lo deportivo, y muchos pensarán que con eso basta o que es suficiente para seguir disfrutando de un equipo en Primera, pero yo creo que el malaguista y el malagueño no debería conformarse, debería aspirar y exigir un club grande en todos los aspectos: un club con identidad, con valores, con las puertas abiertas a todo aquel que viene a aportar cosas buenas, cercano al aficionado, a los empresarios, con lazos muy estrechos con instituciones y de la mano de ellas… Sano, un club sano y transparente por los cuatro costados.

Podemos estar muy orgullosos de la ciudad que tenemos, Málaga ha crecido y seguirá creciendo a pasos grandes para convertirse seguramente en una gran ciudad europea; poco a poco lo estamos viendo. Así pues, el fútbol, el club de esta gran ciudad, debe ponerse como objetivo poder contribuir a esa buena imagen y a ese crecimiento metropolitano de Málaga.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s