Quinto Penalti #12: Alberto

alberto garcía

Alberto García Cabrera (Barcelona, 1985) es uno de los nombres propios de la creciente trayectoria del Getafe en Segunda División. El exmeta del Córdoba y el Sporting de Gijón se ha convertido en un baluarte bajo palos para que los de José Bordalás acechen los puestos de ascenso que devuelvan a los ‘azulones’ a Primera un año después. Ni siquiera la competencia de Vicente Guaita frena la estabilidad de un futbolista marcado, precisamente, por una visión coherente sobre su propio futuro.

Y es que las responsabilidades y obligaciones del portero barcelonés son mayores que las de buena parte de futbolistas profesionales. Alberto García se encuentra completando sus estudios de grado de Derecho y aprovechando una estancia en Madrid que le está abriendo puertas para incrementar su agenda de contactos y de eventos relacionados con el sector de la dirección deportiva. El fútbol no dura para siempre, y mientras el meta del Getafe lucha por el ascenso de su equipo, trabaja para estar preparado para los retos del mañana.

El equipo arrancó la temporada con muchas dudas en los primeros meses, pero tras una notable recuperación, ya se encuentra en plena pelea por los puestos de ascenso directo. ¿Cuál es la clave de este cambio?

Lo primero de todo, hay que darse cuenta de que este equipo tenía muchas incorporaciones, con gente que venía de otras ligas, de otros países o que por diversas circunstancias no conocía la Segunda División, aunque algunos de ellos fuesen jugadores conocidos. Yo creo que en el primer tramo de temporada se pagó un poco el hacer este grupo nuevo que era desconocedor de la categoría y que además tenía un entrenador que prácticamente era nuevo con nosotros. En las primeras jornadas afectó ese proceso de adaptación a su manera de jugar, que demandaba cierto tiempo.

El cambio se ve con la llegada de un entrenador que es un experto en la categoría y que ha ayudado a que la gente que desconocía la Segunda División la fuese conociendo. Es cierto que la llegada de Bordalás ha ayudado a quemar muchas etapas de adaptación no solo a nivel de conjunto, sino también a nivel de equipo, y se reflejó desde el primer partido desde su llegada.

Sus actuaciones están contribuyendo en gran medida al buen momento que atraviesa el Getafe, y así se lo está reconociendo su afición. ¿Cuál es su balance de su primer tramo de temporada?

Yo no soy muy partícipe de hacer balances personales, pero lo cierto es que cuando yo decido cambiar de club, busco encontrar un sitio en el que la manera de trabajar en el día a día sea buena y en el que que considere que puedo tener ya no protagonismo, sino posibilidades de seguir creciendo como profesional.

“El Getafe experimenta un cambio a mejor con la llegada de un entrenador que conoce la Segunda División”

Creo que el Getafe como club y lo que le rodea me daba todas esas facilidades en el día a día. Incluso desde la primera llamada del director deportivo fue fácil llegar a un acuerdo, porque era más o menos lo que yo buscaba: un sitio con un proyecto muy serio, estable, muy bien organizado y con un fin muy dirigido; todo eso ha ayudado y son cosas que se reflejan en el campo. Además, tenemos un equipo potente a nivel individual, y en el momento en que las piezas se han alineado, se han ensalzado las figuras individuales, y en ese caso, me toca a mí salir beneficiado de todo ello.

Partía presumiblemente como recambio de un portero con cartel en Primera División como es Guaita, como así sucedió en los primeros partidos, pero en septiembre accede a su primera oportunidad como titular y no ha dejado de ser un fijo para sus entrenadores desde entonces. ¿Cómo es esta competencia en la portería?

Muy buena. Yo creo que prácticamente es buena en todo el equipo, porque no hay jugadores que tengan un perfil de aceptar estar en un segundo plano. El club tiró por futbolistas que que pudieran ser claramente importantes, y la verdad es que la portería es un reflejo de ello, como también se puede demostrar en otros puestos; hay puestos donde hay jugadores que no están participando y que podían estar jugando perfectamente. En el caso de la portería, el trato y el día a día han sido muy buenos desde mi llegada y no hablamos de competencia, sino de un trabajo conjunto bastante bueno.

Usted ya sabe que la Segunda División es una competición muy larga. ¿Qué tiene que hacer el Getafe para mantener este buen ritmo?

En eso el ‘míster’ es especialista, en no bajar la guardia, en no dejar de lado el día a día, ser un equipo que no pierda el conocimiento de que esta es una categoría en la que todos los partidos son importantes… Se está viendo que en dos jornadas, o incluso en una, los equipos escalan o descienden tres o cuatro puestos con una simple victoria o derrota, y el ‘míster’ desde el primer día es lo que inculcó.

“El Getafe tiene un proyecto estable y organizado, y esas cosas terminan notándose en el campo”

Bordalás hizo mucho hincapié a todos, no solo a los que la conocíamos más o menos, que esta es una categoría muy exigente y dura, porque te obliga a estar en un continuo estado de alerta, y que cada partido era entendido no como una final, pero sí que dejarse puntos te hace perder posiciones y objetivos. Es cierto que la Segunda División está demostrando que es una categoría dura, ya no solo por la duración de la liga, sino por la igualdad que hay, y esa igualdad te obliga a que no haya ninguna jornada o ninguna situación en la que el equipo pueda entrar en relajación.

¿Cómo es el nivel de los delanteros de Segunda y cómo lo compara con el de los de Primera Divisón, que también conoce?

En este caso, tenemos la suerte de tener delanteros de Primera División. Por su trayectoria, y también por sus condiciones y cualidades, han demostrado que son importantes en Primera; aquí tenemos delanteros que no solo no han metido muchos goles en Primera División, sino que han conseguido quedar en posiciones muy altas en la Liga, e incluso algunos que han conseguido títulos a nivel nacional.

A nivel de lo que es dureza, podría decir incluso que la Segunda División es algo más dura, más física, en la que el contacto entra más dentro del juego, mientras que en Primera las tomas de decisiones son un pelín más rápidas.

Desde su parcela personal, sobresale el hecho de que esté formándose en el ámbito del Derecho, ya que está sacándose el grado, y de la dirección deportiva. ¿Cómo lleva el estudio?

Lo hago a distancia dentro de las posibilidades que me da el tema familiar, ya que tengo dos hijos, además de todo lo que me lleva mi vida laboral. Una de las cosas por las que me quise venir a Madrid era también por la oferta formativa que me daba a nivel personal, no solamente a mí, sino también a mis hijos.

Madrid me ha dado la oportunidad de hacer un máster, como en este caso estoy haciendo de gestión de entidades y órganos, e incluso hacer el curso de Director Deportivo que también estoy a punto de iniciar. Además, a la hora de examinarme de la carrera, me daba las facilidades de no tenerme que desplazar y de hacerlo in situ, porque la universidad en la que estoy cursando el grado tiene sede. Madrid es una ciudad que da una riqueza no solamente deportiva, como en este caso supone venir a un club como el Getafe, sino también una riqueza personal a la hora de seguir con mi formación, de poder tener acceso a congresos y a cursos… Soy una persona muy inquieta, y en ese sentido, venirme a Madrid era un paso adelante tanto para mí como para mis hijos, porque como ciudad grande, tiene una oferta académica muy buena.

“Madrid es una ciudad que me da riqueza deportiva, pero también personal, ya que puedo seguir con mis estudios”

¿Cuándo le surge esta vocación por la dirección deportiva?

Me surge en base al tiempo. Te vas dando cuenta con el paso del tiempo de que en el día de mañana la vida continúa cuando acabe como profesional del fútbol, pero sobre todo lo que me inquieta es ser una persona preparada; considero que no quiero ser la típica persona que cuando deja el fútbol se quiere agarrar a un puesto por lo que hizo como jugador o por las relaciones que haya establecido en el fútbol. Quiero ser una persona que esté formada, que tenga la capacidad de ejecutar su trabajo de una manera eficiente y óptima, y yo creo que la formación es un síntoma necesario. Aparte, es una cosa que quiero reflejar en mi familia, y en este caso en mis hijos.

“No quiero ser la típica persona que cuando deja el fútbol se quiere agarrar a un puesto por lo que hizo como jugador”

¿Cómo compagina el estudio con la actividad diaria de un futbolista profesional?

Teniendo un día a día muy organizado. Tengo muy organizada la semana: de lunes a jueves, aproximadamente, o incluso dos o tres días antes de la competición es cuando le dedico el tiempo a evadirme y a la formación, mientras que los días previos al partido ya únicamente me centro en tareas de fútbol, a centrarme más en ver vídeos, en ver mucho más allá de los rivales, en profundizar en toda la información que nos da el entrenador.

Hago todo esto priorizando que lo importante es el fútbol, que es mi profesión y mi vida laboral. Lo otro, lo voy llevando teniendo los días muy pautados y sobre todo gracias a mi pareja, que me ayuda mucho con el tema de los niños, y delego mucho en ella en ese sentido.

¿Recomendaría a otro compañero futbolista hacer estudios superiores?

Evidentemente. Creo que hay mucha gente que no ha sido todavía parte del deporte de élite y que viene muy preparada, y que personas que están dentro del mundo del deporte, y no solo hablo del futbolista, tienen una oportunidad muy grande porque conocen el sector y lo han vivido desde muy jóvenes. Pero eso no quita que cuando acaba la práctica profesional del deporte haya que prepararse; no hacerlo significa que otras personas que no han tenido esa suerte de vivir el deporte les sobrepasen en cuanto a condiciones y cualidades para poder desarrollar un trabajo porque han tenido una preparación muy grande.

“El fútbol y los estudios se compaginan llevando una vida muy organizada en el día a día”

Por la situación estatal de hoy en día, la gente ha comprobado que la formación y el tener niveles académicos altos son el valor diferencial y lo que te ayuda a poder encontrar un trabajo más acorde o mejor posicionado que otros.

¿Cree entonces que le va a ayudar a abrir puertas en su sector el haber sido futbolista profesional?

Sí, pero no por el hecho de haberlo sido, sino por intentar aprender, por acercarme a la gente que yo creo que me puede nutrir y yo nutrirlos a ellos, por dar un trato agradable a todas las personas que no están dentro del mundo del fútbol, y es la manera de que cuando necesite información, ayudas para poder conocer otros sectores o acceso a determinados eventos. Ahora trato de generar esas sinergias positivas con las personas, para que cuando el día de mañana me toque pedir ese pequeño empujón tenga más puertas abiertas y no me las haya cerrado cuando tenía una posición a lo mejor un poco más positiva.

¿Cómo va a ser Alberto García como director deportivo?

Bueno, no sé si director deportivo o dentro de un organigrama de algún órgano, de algún club, de alguna institución, o entrenando… no lo sé. Lo único que sé es que el Alberto García de hoy se forma para que cuando algo tan bonito como es jugar al fútbol se termine, ser una persona muy preparada y óptima en el proyecto en que me quiera adentrar. Insisto, ser eficiente y poder aportar mucho a la gente con la que trabajo.

Mencionaba el amplio abanico de actividades formativas que le garantiza Madrid más allá del ámbito puramente académico. En sus redes sociales, usted dio testimonio de su asistencia a la World Football Summit. ¿Qué le aportan estos eventos complementarios?

Riqueza, contactos, conocer gente de otros sectores… Creo que la World Football Summit fue un paso adelante que no solamente te daba un índice informativo de cómo se estaban estructurando los organismos a nivel nacional e internacional, sino que te daba acceso a poder ver tecnología como los sistemas informáticos que ayudan a facilitar y acelerar el trabajo y a hacerlo más eficiente y óptimo.

Creo que esta es una de esas posibilidades que te ofrece Madrid y que otras ciudades, por desgracia, no la tienen. Además de la World Football Summit, he estado en todos congresos de Derecho que he podido e incluso a ponencias de entrenadores donde he aprendido cómo trabajan otros cuerpos técnicos. Madrid tiene una oferta muy grande, y es de la que me puedo nutrir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s